Decálogo de venas sanas: qué hacer para no tener VENAS

Si quieres tener piernas sanas, debes cuidar las venas. No es difícil ni lleva mucho tiempo. Eche un vistazo a sus hábitos y haga algunos ajustes para evitar las venas varicosas.

1. No use ropa ajustada: evitará las venas varicosas

Muchas mujeres intentan corregir la figura con la ayuda de corsés, ropa interior adelgazante, medias. No es saludable: en las venas muy apretadas, la sangre no puede fluir libremente hacia el corazón, lo que conduce a las venas varicosas. Evite pantalones ajustados, faldas que aprieten la cintura.

2. Evita el sol si no quieres tener varices

Las altas temperaturas causan vasodilatación y retención de sangre. Por lo tanto, no te acuestes al sol. Si no tiene problemas con las piernas, tome el sol en movimiento. Las personas con piernas hinchadas, arañas vasculares o venas varicosas deben tomar el sol a la sombra. Proteja sus pies del sol, incluso cuando pase el verano en la ciudad: use pantalones aireados y faldas largas.

3. Cambie su posición con frecuencia para que no tenga varices

Evite estar de pie o sentado durante largos períodos, ya que esto dificulta el flujo venoso hacia el corazón. Si está parado en el trabajo, muévase en su lugar o mueva el peso de una pierna a otra, suba de puntillas, haga algunas sentadillas. Si tiene un trabajo sedentario, elija una silla cómoda (su peso corporal debe descansar sobre sus nalgas, no sobre sus muslos, sus pies pueden no colgar en el aire), coloque un reposapiés debajo del escritorio. No ponga el pie sobre la pierna, no se siente sobre la pierna. De vez en cuando, mueva los dedos, haga círculos con los pies, camine un rato.

4. Camina, nada, juega al fútbol

La actividad física mejora la circulación y fortalece los músculos. Vale la pena usar esta época del año para una caminata diaria. Se trata de una caminata rápida. Puede reemplazar una caminata simple con caminata nórdica. Súbete a tu bicicleta si tienes la oportunidad. Además, regula el diafragma, gracias al cual la sangre fluye desde las piernas hasta el corazón sin obstáculos. La natación es un buen deporte: combina el entrenamiento muscular con la hidroterapia, que mejora el flujo sanguíneo en las venas. Elija su actividad física favorita y haga ejercicio regularmente al menos 3 veces por semana. Sin embargo, recuerde que a las venas no les gusta forzar excesivamente, por lo tanto, haga ejercicio a un ritmo moderado. Si es propenso a las venas varicosas, evite caminatas intensas y viajes en bicicleta, y entrenamiento con pesas.

5. Cuidado con los extractores

El enemigo de las venas está inflando calcetines hasta la rodilla, calcetines presionando alrededor del tobillo y medias autoportantes. Elija aquellos que tengan ribetes anchos y no muy apretados. Si sus piernas se cansan rápidamente, use medias marcadas con un dibujo en espiral alrededor de su pantorrilla. Cuando sus piernas se hinchan, tiene una tendencia hereditaria a las venas varicosas o han comenzado a formarse, use medias medicinales (medias) para las rodillas contra las venas varicosas. Al comprimir la pierna de manera controlada, apoyan la bomba muscular. Para cumplir su función, deben seleccionarse individualmente: el médico (por ejemplo, la familia) determina el tamaño y la fuerza de la compresión (hay 4 clases de compresión marcadas de I a IV). Deben usarse por la mañana, antes de levantarse de la cama, acostarse y usar todo el día.

Lea también:
VENAS: ¿cómo reconocer si ya son venas varicosas? Los primeros síntomas de las venas varicosas
VENAS: el ejercicio regular ayudará

6. Cuida la línea

Cuanto más peses, más difícil será mantener una circulación adecuada, especialmente en tus pies. La obesidad abdominal es particularmente peligrosa, porque el exceso de grasa en estas partes dificulta el flujo de sangre desde las piernas hacia el corazón. Por lo tanto, no permita el exceso de peso. Coma más granos gruesos, pasta integral y pan. Renunciar a la mantequilla, manteca, crema, carnes grasas y embutidos. Incluya pescado en el menú (su grasa protege el sistema circulatorio contra la aterosclerosis y los coágulos sanguíneos). Coma tantas verduras y frutas como sea posible (proporcionan vitaminas y bioflavonoides que sellan los vasos, fortalecen las venas y protegen contra las varices).

7. Descansa con los pies en alto

Idealmente, están por encima del corazón. Esto facilita la salida de sangre. Entonces, inclínelos en la segunda silla o contra la pared. De vez en cuando, haga algunas bicicletas, tijeras, círculos. Al acostarse, ponga una manta enrollada o una almohada debajo de sus pies. Por la noche, las piernas deben estar al nivel del corazón: reemplaza la almohada con un huevo plano.

8. Haz paradas mientras viajas

Comienza la temporada de escapadas a la ciudad y vacaciones. Debes recordar que nada lastima tus venas como un largo viaje. Sentarse con las piernas hacia abajo hace que los vasos sanguíneos se tensen, lo que dificulta la circulación sanguínea adecuada. Entonces puede haber hinchazón de las piernas y los brazos, incluso trombosis. Para evitar esto, tome un breve descanso cada 2-3 horas durante el viaje. No es suficiente detener el automóvil, pero debe bajarse para cambiar de posición. Estírese, haga algunos movimientos bruscos, se doblará: estirará los huesos y restablecerá la circulación adecuada. En el avión, quítate los zapatos, ponte calcetines cómodos, haz algunos ejercicios simples con las piernas, vamos.

9. Deje los alfileres para ocasiones especiales.

Los zapatos para caminar todos los días deben ser cómodos, con puntera ancha, suela flexible y tacón estable de 2 a 5 cm. Luego, los músculos de la pantorrilla funcionan sin problemas, bombeando sangre. Vale la pena conseguir sandalias o chanclas perfiladas: serán útiles para caminatas y viajes fuera de la ciudad. Las llamadas chanclas también son buenas. fakirki: masajea los pies y mejora la circulación. También puedes usar sandalias elegantes con tacones altos, pero solo en días festivos. Caminar todo el día en zapatillas planas tampoco es muy saludable para las piernas.

10. Endurece tus piernas

Un bálsamo para las piernas es un baño en agua fría o tibia, luego los vasos se encogen y la sangre fluye más rápido. Lo mejor es una ducha alterna con agua tibia (no caliente) y fría (no helada). Paseo por el mar, lagos. En casa, vadear en la bañera (puede agregar castaña, árnica, caléndula, aceite de lavanda al agua, ayudan a encoger los platos). Camine descalzo sobre el césped, la arena: este masaje mejora la circulación sanguínea y facilita la salida de sangre.

mensual «Zdrowie»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *