Demencia infantil (CLN2 – coflidolipofuscinosis neuronal tipo 2)

La CLN2 (ceroidolipofuscinosis neuronal tipo 2) también se conoce a veces como demencia infantil. En un tiempo relativamente corto después del nacimiento, el niño no solo comienza a retroceder en el desarrollo y pierde habilidades como caminar, hablar, dejar de ver y también aparecen convulsiones. La enfermedad es mortal, aunque en teoría existen métodos para su tratamiento, pero en Polonia su disponibilidad es muy limitada.

Tabla de contenido

  • CLN2 (demencia infantil): causas
  • CLN2 (demencia infantil): síntomas
  • CLN2 (demencia infantil): diagnóstico
  • CLN2 (demencia infantil): tratamiento
  • CLN2 (demencia infantil): pronóstico
  • CLN2 (demencia pediátrica, llamada lipofuscinosis ceroide neuronal 2) es una enfermedad rara que pertenece al grupo de afecciones que se denominan ceroidolipofuscinosis neuronal.

    Todas estas unidades tienen algunas características comunes: son causadas por mutaciones genéticas y sus síntomas generalmente aparecen en la primera infancia, pero las diferencias se relacionan con genes específicos que están mutados en los pacientes.

    Las ceroidolipofuscinosis neuronales son enfermedades raras: se estima que una de las unidades incluidas en ellas ocurre en 1 de cada 100,000 personas de la población general. En el caso de CLN2 discutido aquí, hasta ahora en la literatura médica se han descrito un poco más de 300 casos de la aparición de esta unidad en todo el mundo.

    CLN2 (demencia infantil): causas

    Como se señaló anteriormente, CLN2 es una enfermedad genética: las mutaciones en el gen TPP1 conducen a la demencia infantil. Es responsable de codificar material genético para una enzima específica, que es la tripéptidopeptidasa 1.

    En condiciones normales, esta sustancia está presente en los lisosomas y es responsable de la descomposición de varios péptidos en aminoácidos.

    En el caso de mutaciones en el gen TPP1, que es la base de la ceroidolipofuscinosis neuronal tipo 2, existe una falta completa o una síntesis significativamente reducida de la enzima mencionada anteriormente.

    En esta situación, hay una acumulación de proteínas y varias otras sustancias dentro de los lisosomas. Estos orgánulos están presentes en varias células del cuerpo humano y, de hecho, aparecen depósitos anormales en muchos de ellos, pero los más sensibles a su acumulación son las células nerviosas, por lo que en el curso de CLN2 hay un daño progresivo y la muerte de las neuronas.

    La demencia infantil es una enfermedad hereditaria autosómica recesiva, lo que significa que el paciente necesita dos copias del gen mutado para contraer la enfermedad.

    CLN2 (demencia infantil): síntomas

    El desarrollo de niños con CLN2 hasta cierto punto de la vida es normal y, finalmente, generalmente entre 2 y 4 años, aparecen varios síntomas de demencia infantil en pacientes pequeños. Por lo general, las primeras manifestaciones de la enfermedad son:

    • desequilibrio
    • convulsiones repetidas
    • movimientos involuntarios en forma de mioclono
    • visión borrosa

    Con el tiempo, las dolencias mencionadas pueden aumentar en severidad, además, los pacientes tienen cada vez más problemas.

    La enfermedad afecta las habilidades adquiridas por el niño en las primeras etapas de la vida; puede ocurrir que un paciente pequeño que previamente se sentó, caminó o incluso habló, pierde gradualmente estas habilidades.

    Puede haber un deterioro de la discapacidad intelectual, los niños con demencia también pueden tener varios tipos de trastornos del comportamiento.

    CLN2 (demencia infantil): diagnóstico

    Los métodos básicos utilizados para diagnosticar CLN2 son pruebas genéticas (en las cuales es posible detectar mutaciones responsables de la enfermedad) y pruebas enzimáticas (durante las cuales es posible encontrar una actividad reducida de enzimas que descomponen las proteínas).

    Sin embargo, varios otros estudios muestran algunas anormalidades relacionadas con la demencia infantil: se pueden detectar en:

    • recuentos sanguíneos (donde se pueden ver linfocitos atípicos y vacunados)
    • biopsia de piel o biopsia de algún otro tejido (donde se pueden detectar depósitos de compuestos proteicos desplegados)
    • pruebas de imagen (como la tomografía computarizada o la resonancia magnética de la cabeza, en la que es posible determinar que el paciente tiene focos de atrofia del tejido neural)

    CLN2 (demencia infantil): tratamiento

    En niños con ceroidolipofuscinosis neuronal tipo 2, el tratamiento sintomático se usa principalmente: la incidencia de convulsiones puede reducirse mediante el uso de medicamentos anticonvulsivos, y la rehabilitación regular puede beneficiar las habilidades motoras de los pacientes.

    Sin embargo, debido a la gravedad de la demencia infantil, todavía se están haciendo intentos para buscar tratamientos causales. Se está investigando la posibilidad de usar en pacientes, entre otros:

    • terapia de genes
    • Células madre
    • inmunosupresión

    Sin embargo, la terapia de reemplazo enzimático aumenta la esperanza.

    En abril de 2017, la FDA estadounidense aprobó el uso de cerliponasa alfa, una preparación enzimática obtenida por técnicas de ADN recombinante. Esta medida tiene como objetivo reemplazar la enzima faltante en niños con demencia y ralentizar la progresión de la enfermedad.

    La preparación se administra directamente en el líquido cefalorraquídeo (se introduce en el sistema ventricular cerebral a través de un puerto especialmente introducido).

    Los efectos del tratamiento de CLN2 con cerliponasa alfa parecen prometedores, aquí hay un problema: la disponibilidad de la terapia.

    Así como la preparación está disponible para pacientes que residen en los Estados Unidos o Alemania, en Polonia no se reembolsa el tratamiento con su uso.

    Sin embargo, es importante en este caso comenzar la terapia lo antes posible antes de que la enfermedad provoque cambios (por ejemplo, atrofia de las células nerviosas) que no se pueden revertir.

    CLN2 (demencia infantil): pronóstico

    Lamentablemente, el pronóstico de los pacientes con demencia infantil no es favorable.

    Dado que los primeros síntomas del niño aparecen en el niño, su gravedad aumenta gradualmente y, finalmente, incluso en la primera década de la vida, el paciente puede perder la capacidad de moverse de forma independiente o incluso de vivir de forma independiente.

    La mayoría de los pacientes con CLN2 no llegan a la adolescencia.

    Es diferente solo cuando los primeros síntomas de la enfermedad ocurren un poco más tarde de lo habitual, es decir, después de los 4 años de edad; en esta situación, los síntomas de la enfermedad suelen ser ligeramente menos graves y la supervivencia de los pacientes también es más prolongada que en las formas típicas de la enfermedad, porque ocurre que las personas con demencia infantil con inicio tardío viven hasta la edad adulta.

    Fuentes:

  • Haltia M., The Neuronal Ceroid-Lipofuscinoses, Journal of Neuropathology and Experimental Neurology, vol. 62, No. 1, enero de 2003, pp. 1-13, acceso en línea
  • Materiales del Centro Nacional para el Avance de las Ciencias Translacionales, lipofuscinosis neuronal ceroide 2, acceso en línea
  • Kohlschütter A. et al .: Estrategias de tratamiento actuales y emergentes para lipofuscinosis ceroides neuronales, fármacos del SNC. 2019; 33 (4): 315–325, acceso en línea
  • Sobre el Autor
    Arco. Tomasz Nęcki
    Graduado de medicina en la Universidad de Ciencias Médicas de Poznan. Un admirador del mar polaco (la mayoría de las veces caminando por su orilla con auriculares en sus oídos), gatos y libros. Al trabajar con pacientes, se enfoca en escucharlos siempre y dedicarles todo el tiempo que necesiten.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *