Dieta para el invierno: menú. ¿Cuál debería ser el menú en la dieta de invierno?

La dieta para el invierno no debe ser restrictiva. No sin razón aumentamos un poco de peso en el invierno: con la ayuda de 1-2 kilogramos adicionales, el cuerpo quiere protegerse contra el frío. Es peor cuando no termina con dos kilos. ¿Cómo debería ser el menú en una dieta de invierno para que puedas sobrevivir hasta la primavera?

El invierno es una prueba difícil para nuestro cuerpo. La escarcha cruje por la ventana, la presión salta y falta el sol. No solo estás de peor humor, sino que a menudo estás debilitado. Y los virus y bacterias activados están esperando un momento conveniente para ingresar al interior del sistema. Puedes intentar combatir todas estas adversidades con una dieta adelgazante adecuadamente equilibrada.

En invierno, el apetito es mayor.

Durante los meses fríos, el apetito suele ser demasiado bueno para nosotros. Nos atraen especialmente los bocadillos dulces, el chocolate, los pasteles y los platos grasos y pesados. De hecho, en el invierno nuestra demanda de energía aumenta ligeramente. El cuerpo debe mantener una temperatura corporal constante, incluso cuando la temperatura baja a -20oC afuera, lo cual es un desafío. La producción de calor es un proceso que consume mucha energía. Debe movilizar todas las fuerzas, movilizar reservas y convertir la energía de los alimentos en calor, que se utilizará para calentar el cuerpo. Sin embargo, si no desea aumentar de peso, debe mostrar una fuerte voluntad y frenar un poco su apetito.

Lea también:
Dieta para otoño e invierno: ¡las reglas de oro de la dieta de calentamiento!
¿Cómo no subir de peso en invierno? Dieta y ejercicio para el invierno.
FALLA DE VITAMINA o vitarexia. ¿Cómo prevenir la vitarexia?
Dieta de invierno ¿Qué comer en invierno para proporcionar vitaminas?

Una dieta equilibrada de invierno.

La dieta de invierno debe proporcionar mayores cantidades de vitaminas y minerales, ya que son un escudo que nos protege en la lucha contra las bacterias y los virus. Su menú debe ser rico en proteínas y carbohidratos complejos. Las proteínas se utilizan para construir las estructuras del cuerpo, proteger contra el daño y permitir la regeneración celular. Los carbohidratos complejos son una fuente de energía muy valiosa, liberada de manera sistemática y gradual. Vale la pena minimizar el suministro de grasas animales saturadas y colesterol tanto como sea posible. Si no desea ganar kilogramos, es mejor renunciar a las carnes grasas, papas fritas, comida chatarra y dulces. Coma con cuidado y no olvide que una dieta equilibrada garantiza el bienestar y es un arma poderosa contra todas las enfermedades. En la selección de materias primas alimentarias, no solo es importante la cantidad, sino también la calidad de los nutrientes y su origen. La proteína debe provenir de carne de cerdo magra, carne de res, aves, pescado y productos lácteos. En la dieta de invierno, son deseables las grasas vegetales de semillas y nueces (aceite de oliva, colza, soja, semilla de uva). Una dieta saludable también debe contener una gran cantidad de frutas y verduras frescas.

Un comienzo saludable para el día.

Es mejor comenzar la mañana de invierno con una comida caliente. El desayuno debe ser valioso y abundante. No comerá su próxima comida en tres horas, y no querrá enfriarse mientras esté parado en la parada de autobús esperando el autobús. Es mejor hacerse una mezcla energética de copos de trigo, avena y cebada. Agregue plátano picado, algunas pasas, una cucharadita de linaza, una pizca de canela y una cucharada de miel. El contenido del tazón se debe verter con leche descremada tibia. Si no le gusta un desayuno dulce, puede comer una tortilla preparada con dos huevos al vapor. A esto se le debe agregar pan negro y un parche vegetal de tomate, pepino, pimiento y guisantes verdes.

Segundo desayuno

Si estás en casa, puedes preparar un sándwich elegante. Use pan integral integral, queso o carnes magras y una gran cantidad de lechuga, tomate, pepino y rábano. Si no tiene tiempo, puede comer yogurt con granos, ensalada de frutas y verduras con huevos duros, queso sándwich con pan crujiente. Cuando tiene hambre de hambre violenta, puede comer una barra con granola y fruta, tomar una bebida de leche o jugo de fruta con la adición de grano.

Una cena llena

Debería ser la comida principal del día. Debe contener un producto rico en proteínas, por ejemplo, carne de ave o pescado, y una gran porción de verduras. La carne se come mejor cocinada, al horno en papel de aluminio o a la parrilla, mientras que las verduras están crudas, en forma de ensalada, o al vapor si es necesario. Para beber, puede preparar un vaso de crema limpia, no sazonada o sopa de harina.

No es obligatorio Sin embargo, si tiene hambre, busque algunas frutas, por ejemplo, manzana, pera, naranja, uvas. Alternativamente, puede comer yogur con contenido reducido de azúcar y grasa y pan crujiente para el té de la tarde.

Cena

Componga de manera que no cargue el tracto digestivo. Por lo tanto, debe ser fácilmente digerible y satisfacer el hambre para que por la noche no te despiertes con un estruendo estomacal. Puede ser, por ejemplo, requesón con yogur y pan tostado. Otra sugerencia es el arroz oscuro al horno con manzana y canela. Antes de acostarse, puede tomar un vaso de leche tibia con una cucharadita de miel.

importante
¿Cómo adelgazar tu dieta diaria?

»Guisar platos de carne el día antes de servir. Póngalos en la nevera durante la noche. Después de retirar, retire la capa superior de grasa del plato.

»Cuando prepare salsas para ensaladas, use yogur natural en lugar de crema.

»Para la pasta y el arroz, prepare salsas a base de tomates y otras verduras, no crema o queso.

»Al hacer purés de papa, use solo leche desnatada.

»Deje la crema y sazone las sopas con leche o yemas.

»No vierta el aceite para platos directamente de la botella. Espolvorea la ensalada con aceite o usa una cuchara.

»Coma verduras y frutas sin procesar en forma de ensaladas y ensaladas.

»Obtenga una buena sartén con una capa de teflón y comience a freír los platos sin agregar grasa.

»Utilice únicamente grasas vegetales en la cocina.

»Cuando compre pescado enlatado, elija uno en adobo natural o en tomates, no en aceite.

»Verifique el valor nutricional de los productos alimenticios en el envase.

»Elija un producto bajo en grasa y bajo en calorías.

»Deje de beber alcohol con las comidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *