Dieta para pensar y buena memoria: qué comer para mejorar la función cerebral

La dieta para el cerebro es un tema importante. ¿Por qué? Hace más de 40 años, los científicos demostraron que existe una estrecha relación entre las habilidades mentales y el suministro de vitaminas y minerales al cuerpo. ¡Mira los detalles!

Tabla de contenido:

  • Dieta para el cerebro: carbohidratos complejos
  • Dieta para el cerebro: vitaminas y minerales.
  • La dieta para el cerebro y su efecto sobre la memoria y la concentración es indiscutible. Son los alimentos que activan cientos de mecanismos que afectan las funciones intelectuales del cerebro. Estimulan la producción de enzimas, hormonas y sustancias químicas llamadas neurotransmisores. En particular, los neurotransmisores juegan un papel importante en los procesos de recordar y recordar. Son sustancias químicas necesarias para enviar señales entre las células nerviosas: las neuronas. Sin estos impulsos sería imposible pensar, asociar y adquirir conocimiento.

    Escuche sobre pensar en dieta y buena memoria. Este es material de la serie GOOD TO LISTEN. Podcasts con consejos.

    Para ver este video, habilite JavaScript y considere actualizar a un navegador web que
    admite video HTML5

    Dieta para el cerebro: carbohidratos complejos

    El cerebro recibe, procesa y transmite constantemente millones de información. Aunque pequeño (en adultos el 2% del peso corporal), consume mucha energía. Utiliza hasta 20-25 por ciento energía suministrada al cuerpo (¡más de la mitad en el útero!). Su comida es glucosa y oxígeno.

    El cerebro mismo usa casi la mitad de la glucosa que circula en la sangre. El resto satisface las necesidades energéticas de otras células, incluidas las células nerviosas. Sin glucosa y oxígeno, mueren después de 10-15 minutos. La fuente de glucosa son los carbohidratos. Pero eso no significa que tenga que comer azúcar para nutrir su cerebro.

    El azúcar no requiere digestión: penetra rápidamente en la sangre y es una bomba calórica, y también una dificultad significativa para el páncreas. Debe usar una gran cantidad de insulina para usar esa cantidad de azúcar (si el cuerpo no necesita demasiada energía, el azúcar se convertirá en grasa de reserva).

    Es diferente con los carbohidratos complejos. Se encuentran en semillas, granos de cereales, harina de molienda entera (¡reemplace el pan blanco con harina integral!), Arroz con cáscara, sémola, papas, frijoles, lentejas. Su digestión lleva algún tiempo. Gracias a esto, el azúcar se libera en la sangre gradualmente, y el cuerpo puede usarla bien. Además, los carbohidratos complejos contienen mucha fibra, así como las vitaminas y minerales necesarios para el uso adecuado de los nutrientes.

    Dieta para el cerebro: vitaminas y minerales.

    De particular importancia para el desarrollo mental son las vitaminas B y los ácidos grasos esenciales (AGE), cuya fuente más rica son los pescados y los aceites.

    • Las vitaminas B, especialmente la colina (vitamina B4) y la niacina (B3 o PP) son responsables del buen funcionamiento del sistema nervioso. Ocurren incluso en la soja y en el pan de la molienda completa. La deficiencia de vitamina B3 causa, entre otros deterioro de la memoria, problemas para enfocarse y aparearse, insomnio. Las personas que comen dulces y beben alcohol necesitan 2-3 veces más que la norma.
      La niacina se encuentra en el atún, el hígado, la carne de pavo, los granos integrales, los frijoles y guisantes secos, las semillas de girasol, los cacahuetes (debe almacenarlos adecuadamente; solo un poco de humedad es suficiente para infectarse con el hongo, que produce toxinas altamente cancerígenas).
    • La lecitina es la mejor fuente de colina necesaria para formar acetilcolina, uno de los neurotransmisores. Mejora significativamente la memoria. La deficiencia de colina provoca somnolencia, demencia senil y una disminución de la capacidad de memoria. Los investigadores de la enfermedad de Alzheimer descubrieron esto. La lecitina se encuentra en el maní, la soya y el germen de trigo. También puedes comprarlo en la farmacia. ¡Advertencia! La buena lecitina contiene más del 30 por ciento. fosfatidilcolina (vale la pena verificar la composición).
    • El hierro es un portador de oxígeno. Se encuentra en nueces, legumbres, frutas de hueso, vegetales de hoja, pasas. Su deficiencia deteriora la capacidad de razonar y aprender.
    • El zinc, que se detecta en grandes cantidades en los cuerpos de los niños de inteligencia sobresaliente, se encuentra en ostras. Pero no tenemos que traerlos de Marsella: también es abundante en semillas de calabaza.
    • El magnesio es necesario para la producción de enzimas que cooperan con las vitaminas B1 y B6. Junto con el calcio, ayuda a conducir los impulsos neuromusculares. Protege contra metales pesados ​​que dañan el cerebro. Al igual que la vitamina B, el café y el alcohol la eliminan y la nicotina la destruye. Es difícil de absorber, por lo que vale la pena tragar pastillas.
    • El potasio mejora la oxigenación cerebral. Sus fuentes son: uvas, plátanos, naranjas, albaricoques, aguacates, melones, nectarinas, duraznos, tomates y papas.
    • El fósforo mejora el estado de ánimo, aumenta la inteligencia, agrega vitalidad. Es necesario para que la memoria no nos decepcione. Mucho en pescado.
    • El ácido linoleico (CLA) se encuentra en las grasas de pescado y vegetales. Su falta provoca una debilidad de concentración, pérdida de memoria, apatía e incluso alucinaciones.
    Hazlo imprescindible
    • Intente comer pan integral oscuro y productos integrales (por ejemplo, arroz integral) todos los días.
    • Para fruta y almuerzo, coma fruta.
    • Asegúrese de comer su ensalada con una mezcla de vegetales frescos para la cena.
    • No te olvides de las grasas de pescado y vegetales.
    • Beba mucha agua mineral: apoya los cambios bioquímicos en el cerebro.
    • ¡Muévete, haz ejercicio o al menos camina! Respirar aire fresco. Enriquecerá la sangre con oxígeno que lo suministrará al cerebro. Incluso las comidas más saludables sin suficiente oxígeno no son suficientes para el buen funcionamiento de la memoria. Su ausencia mata las células grises que no renacen.
    • Dormir lo suficiente. El sueño nocturno ininterrumpido también proporciona una oxigenación adecuada. Durante el sueño, el cuerpo logra un estado de relajación natural. 72 horas sin dormir destruyen el cerebro.

    Para mejorar el pensamiento, incluya estos productos en su dieta.

    • La linaza, o semillas de lino, es la fuente más rica de lecitina, zinc y valiosos ácidos grasos omega-3.
    • La calabaza contiene fibra, fósforo, potasio, calcio y magnesio, así como algunas vitaminas del grupo C y B. Sus componentes valiosos también son los ácidos pantoténico, asparginico y nicotínico. Hacen que la mente funcione a alta velocidad, se mejoran la memoria y la concentración. Las semillas de calabaza ayudan a eliminar toxinas y tienen un efecto beneficioso sobre el sistema nervioso.
    • Las uvas mejoran la oxigenación del cerebro y aumentan la capacidad de absorción de la mente. Además del potasio, contienen hierro y magnesio, y muchas vitaminas, incluyendo niacina
    • Las ciruelas contienen potasio que mejora la circulación, la fibra ayuda a eliminar las toxinas y las vitaminas B1 y B3, que alivian el estrés y tienen un efecto positivo en el cerebro.
    • También vale la pena buscar preparaciones con ginseng y gingko. Y no olvidemos que el té verde revive mejor que el café.
    No hagas eso
    • El alcohol pertenece a compuestos químicos que reducen la inteligencia.
    • El café (cafeína), aunque estimula rápidamente, de hecho debilita la concentración.
    • Protéjase del envenenamiento con humo de tabaco y metales pesados: cadmio y plomo.

    Lee también:

    • Dieta mental: ¿de qué se trata? Menú de muestra
    • Entrenamiento mental o ejercicios para un buen recuerdo
    • Prueba de coeficiente intelectual en línea: prueba tu inteligencia
    • ¿Cómo afecta el ejercicio al cerebro?

    mensual «Zdrowie»

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *