Enfermedad de Ritter: causas, síntomas, tratamiento.

El síndrome de Ritter (síndrome de piel escaldada estafilocócica – SSSS) es una enfermedad rara caracterizada por dermatitis generalizada y hormigueo epidérmico. Ocurre con mayor frecuencia en bebés y niños pequeños de hasta 5 años. ¿Cuáles son las causas y cómo se trata el síndrome de Ritter?

Tabla de contenido:

  • Enfermedad de Ritter – causas
  • Enfermedad de Ritter – síntomas
  • Enfermedad de Ritter – diferenciación
  • Enfermedad de Ritter – diagnóstico
  • Enfermedad de Ritter – tratamiento
  • La enfermedad de Ritter es una dermatosis rara que afecta principalmente a niños pequeños. Curiosamente, esta entidad de la enfermedad tiene muchos nombres: síndrome de Ritter, síndrome de Ritter-Lyell, dermatitis exfoliativa estafilocócica (dermatitis latina bullosa y exfoliativa neonatorum, dermatitis Ritter) y dermatitis neonatal quística y exfoliativa (pénfigo neonatorum latino).

    Cuando la enfermedad de Ritter afecta a los niños de pacientes adultos mayores y se acompaña de insuficiencia renal, los médicos se refieren al síndrome de piel escaldada estafilocócica (SSSS).

    Enfermedad de Ritter – causas

    La enfermedad de Ritter es bacteriana.

    El síndrome de Ritter se desarrolla cuando la bacteria Staphylococcus produce exfoliatina, que se une a la desmogleína que encontré en las capas superficiales de la epidermis, lo que conduce a acantólisis, es decir, pérdida de comunicación entre las células de la epidermis.

    Enfermedad de Ritter – síntomas

    El síndrome de quemaduras cutáneas estafilocócicas (este es otro nombre utilizado para referirse a esta entidad) se caracteriza por:

    • arrastramiento de la epidermis
    • dermatitis generalizada
    • aparición de eritema

    La pérdida epidérmica ocurre debido a la formación de ampollas flácidas y abortivas llenas de líquido seroso. Se pueden formar en cualquier área del cuerpo.

    Las lesiones incluso cubren toda la superficie de la piel lisa, pero generalmente comienzan a aparecer alrededor de la boca y en las curvas de la piel, como debajo de los brazos.

    La enfermedad no afecta el cuero cabelludo y las membranas mucosas del sistema digestivo, el sistema respiratorio, el tracto urinario y el ojo. Sin embargo, los síntomas pueden aparecer en el área de la piel del párpado y el labio rojo.

    Los pacientes tienen fiebre, están irritables, se quejan de piel dolorosa y ardiente.

    Enfermedad de Ritter – diferenciación

    El síndrome de Ritter debe diferenciarse por las siguientes enfermedades:

    • Síndrome de Lyell: necrólisis epidérmica tóxica, aunque la etiología no se comprende completamente, la causa más común es la medicación. La enfermedad ocurre más tarde que el síndrome de Ritter, generalmente después de los 40 años, y ocurre en adultos con inmunodeficiencia.
    • Separación epidérmica ampollosa congénita – EBH – las lesiones pueden afectar el epitelio respiratorio y gastrointestinal, se intensifican en lugares de presión, por ejemplo, causadas por la ropa. A diferencia del síndrome de Ritter, el tratamiento con antibióticos no tiene efecto y las cicatrices permanecen
    • La separación vesicular adquirida de la epidermis (EBA) afecta a los adultos, se producen casos aislados en niños. El curso es crónico, a diferencia de SSSS, no hay fiebre ni dermatitis en EBA
    • Quemaduras químicas y térmicas: la entrevista con el paciente es de importancia clave, el médico hace un diagnóstico basado en la información obtenida sobre las circunstancias de la aparición de ampollas
    • Síndrome de Kawasaki: los síntomas característicos son hinchazón dolorosa de las manos y los pies, fiebre alta, afección general grave y linfadenopatía.

    Enfermedad de Ritter – diagnóstico

    El diagnóstico de SSSS se basa en síntomas clínicos y cultura. Para determinar la fuente de infección, se debe recolectar cultivo de los ojos, la nariz, la garganta y la sangre. Para realizar diagnósticos completos con síntomas menos característicos, se recomienda la tipificación en fagos de estafilococos cultivados y el examen histopatológico del segmento de la piel.

    Enfermedad de Ritter – tratamiento

    La terapia con antibióticos debe iniciarse antes del resultado bacteriológico. La antibioticoterapia empírica debe confirmarse mediante un antibiograma, especialmente si se ha desarrollado la cepa de S.aureus MRSA. Antibióticos recomendados:

    • Cefalosporinas de primera y segunda generación
    • clindamicina – inhibición de la producción de toxinas
    • cloxacilina

    Además, se deben administrar analgésicos mientras la afección persista. Al principio, los AINE no están indicados debido a la posibilidad de sangrado por lesiones cutáneas.

    Vale la pena recordar que la toxina estafilocócica es secretada por los riñones, por lo que se recomienda tomar grandes cantidades de líquido para deshacerse de este factor de la enfermedad. Los niños que se ven afectados principalmente por esta enfermedad están particularmente en riesgo de deshidratación.

    Los apósitos hidrocoloides se pueden usar como tratamiento local.

    Bibliografía:

  • P. B. Heczko, M. Wróblewska, Microbiología médica, Medical Publishing House PZWL
  • E. M. Szewczyk, Diagnóstico bacteriológico, PWN Scientific Publishing House
  • J. Szczapa, Neonatología, PZW Medical Publishing
  • Sobre el Autor
    Natalia Młyńska
    Estudiante de medicina en la Universidad de Medicina de Lodz. La medicina es su mayor pasión. También le encanta el deporte, principalmente correr y bailar. A ella le gustaría tratar a sus futuros pacientes para verlos como un ser humano, no solo como una enfermedad.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *