Jarabe de cebolla – propiedades y aplicación

El jarabe de cebolla ha sido una forma comprobada de tratar los resfriados durante siglos. Está diseñado tanto para niños como para adultos. Solo se necesitan dos ingredientes para hacer la versión básica del jarabe de cebolla: cebolla y azúcar.

El jarabe de cebolla es una forma comprobada de resfriarse y fortalecer la inmunidad. Debe sus propiedades saludables al ingrediente principal: la cebolla.

La cebolla es una de las verduras más populares en Polonia. Sus propiedades curativas se conocen desde hace siglos. Las cebollas son una fuente de vitamina C y sustancias bactericidas, gracias a las cuales se usa en resfriados. También fortalece la inmunidad.

Las cebollas también se usan para el estreñimiento o para problemas reumatológicos. Aunque es famoso por su olor específico y aroma fuerte, se agrega voluntariamente a varios tipos de platos. Puedes comerlo crudo, cocido y en forma de jarabe de cebolla.

Tabla de contenido

  • Jarabe de cebolla para toser
  • Jarabe de cebolla – receta
  • Jarabe de cebolla con adiciones: ¿cómo hacer?
  • Jarabe de cebolla – propiedades
  • Jarabe de cebolla para niños
  • Jarabe de cebolla para la noche?
  • Jarabe de cebolla durante el embarazo
  • Jarabe de cebolla – almacenamiento
  • Escucha cómo hacer jarabe de cebolla y cuáles son sus propiedades. Este es material del ciclo, escucha bien. Podcasts con consejos

    Para ver este video, habilite JavaScript y considere actualizar a un navegador web que
    admite video HTML5

    Jarabe de cebolla para toser

    El consumo de jarabe de cebolla se recomienda principalmente en la temporada de otoño e invierno, porque en este momento el cuerpo está más expuesto a las infecciones.

    El jarabe de cebolla ayuda a limpiar el tracto respiratorio superior.

    También tiene propiedades expectorantes, gracias a las cuales puede apoyar el tratamiento de la tos seca y húmeda. Se diluye la descarga en la garganta, lo que hace que sea más fácil deshacerse de ella.

    El jarabe de cebolla también es muy útil en el tratamiento de angina y faringitis, laringitis y sinusitis.

    Jarabe de cebolla – receta

    Jarabe de cebolla con adiciones: ¿cómo hacer?

    • jarabe de cebolla y ajo

    El ajo fresco es un antibiótico natural, por lo que fortalecerá el efecto del jarabe de cebolla. No es difícil de preparar. Simplemente pele 3-4 cebollas y córtelas en rodajas. Luego colocar en un frasco, cubriendo con azúcar. El frasco debe cerrarse y dejarse de lado durante unas horas para que la cebolla pueda soltar el jugo. El jarabe terminado se debe verter a través de una gasa y agregar unos dientes de ajo picados o triturados.

    • Cebolla y miel de miel

    Al preparar el jarabe de cebolla, el azúcar debe reemplazarse con miel. Es mucho más valioso que el azúcar. Además, la cebolla y el jarabe de miel apoyan el trabajo del hígado, exhiben actividad bactericida y actúan contra la diarrea.

    • cebolla y jarabe de limón

    Para aumentar su efecto de fortalecimiento de la resistencia, también puede exprimir el limón en el jarabe de cebolla. Es rico en vitamina C, gracias a lo cual ayudará a proteger el cuerpo contra las infecciones.

    Jarabe de cebolla – propiedades

    El jarabe de cebolla tiene propiedades similares a su ingrediente principal. Tiene propiedades bactericidas, antivirales y antiinflamatorias. Se considera un antibiótico natural.

    El jarabe de cebolla se puede usar para aumentar la inmunidad. Gracias al alto contenido de vitamina C, fortalece la resistencia del cuerpo a las infecciones. Sin embargo, si nos enfermamos, el jarabe de cebolla puede ayudar a combatir el resfriado común al aliviar sus síntomas.

    Las cebollas también son una fuente de hierro, razón por la cual se recomienda el consumo de jarabe de cebolla para quienes luchan con anemia.

    El jarabe de cebolla tiene propiedades diuréticas y bactericidas. Por lo tanto, puede apoyar el tratamiento de enfermedades del tracto urinario.

    Los glucósidos de cebolla y otras enzimas mejoran la digestión.

    Jarabe de cebolla para niños

    El jarabe de cebolla puede actuar como una medicina natural para los niños. Se puede administrar para la tos en niños mayores de 1 año (máximo 1 cucharadita 3 veces al día).

    Desafortunadamente, a los niños no les gusta el jarabe de cebolla debido a su sabor y olor específicos. Para que sea más aceptable para un niño, vale la pena agregarle miel, lo que suavizará las notas afiladas.

    Jarabe de cebolla para la noche?

    El jarabe de cebolla es expectorante, por lo que es mejor no comerlo por la noche. Se puede tomar hasta 2-3 horas antes de acostarse.

    Jarabe de cebolla durante el embarazo

    Las mujeres embarazadas no deben subestimar el resfriado común. Para no dañar al niño, las mujeres embarazadas no deben tomar ningún medicamento por su cuenta. Los resfriados y la tos en mujeres embarazadas deben tratarse bajo supervisión médica.

    Por lo tanto, en la lucha contra los resfriados, vale la pena usar ingredientes naturales. En este caso, el jarabe de cebolla funcionará. En lugar de azúcar, también puede usar su sustituto más saludable, es decir, miel.

    El jarabe de cebolla ayudará a combatir la tos, el goteo nasal y mejorará su bienestar sin poner en peligro a su hijo.

    Jarabe de cebolla – almacenamiento

    El jarabe de cebolla debe almacenarse en un frasco. Conserva sus propiedades y validez por hasta aproximadamente 2 semanas, pero solo se almacena en el refrigerador. Si se deja a temperatura ambiente, puede romperse rápidamente.

    Lea también:

    • Tos húmeda y seca. ¿Cómo reconocer y cómo tratar?
    • Jarabe de diente de león
    • Receta de jarabe de pino
    • Jarabes para la tos caseros
    • Jarabe de rábano picante
    Sobre el Autor
    Graduado de filología polaca con especialización editorial y editorial en la Universidad de Varsovia. Desarrolló sus intereses relacionados con el trabajo del editor durante su maestría, cooperando activamente con el servicio en la ruta editorial y las redes sociales. En privado, amante del buen crimen y la equitación.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *