Linfa o linfa – estructura y funciones

La linfa, o linfa, es un fluido tisular, o más precisamente, una porción de plasma sanguíneo que se filtra a los tejidos periféricos. ¿Cuál es la estructura de la linfa? ¿Qué funciones tiene la linfa en el cuerpo humano?

Tabla de contenido

  • Linfa (linfa): formación y circulación.
  • Linfa (linfa): composición química y funciones
  • Estructura y funciones del sistema linfático.
  • Linfedema
  • elefantiasis
  • La linfa, o linfa (linfa latina), es un líquido que circula en el sistema linfático. La tarea principal de la linfa en el cuerpo humano es transportar proteínas y linfocitos de regreso de los tejidos al sistema circulatorio.

    La linfa circula en los vasos linfáticos, que junto con los ganglios linfáticos y los órganos hechos de tejido linfático forman el sistema linfático.

    Escuche qué funciones realiza la linfa en el cuerpo humano. Este es material de la serie GOOD TO LISTEN. Podcasts con consejos

    Para ver este video, habilite JavaScript y considere actualizar a un navegador web que
    admite video HTML5

    Linfa (linfa): formación y circulación.

    El plasma se filtra a través de las paredes capilares hacia los órganos y tejidos periféricos. La linfa que se forma en ellos es la única vía de salida de las proteínas plasmáticas del líquido intersticial al sistema circulatorio.

    Se transporta primero a ciegas, pequeños vasos absorbentes llamados inicial, que luego pasan a vasos linfáticos más grandes. coleccionar.

    Su rasgo característico es el hecho de que tienen válvulas que evitan que la linfa retroceda y permiten su flujo unidireccional, así como músculos lisos en la pared vascular, que, al contraerse, permiten que la linfa fluya en la dirección correcta. El conducto torácico y el conducto linfático derecho son la ruta final para el drenaje linfático hacia el sistema venoso.

    La gran mayoría de la linfa producida fluye hacia el sistema circulatorio a través del conducto torácico. Drena la linfa de la parte inferior del cuerpo, es decir, las extremidades inferiores y superiores, la cavidad abdominal y el tracto gastrointestinal, así como de la mitad izquierda de la cabeza, el cuello y el pecho.

    El conducto linfático derecho recibe linfa de la mitad derecha de la cabeza, el cuello y el tórax. Los vasos linfáticos eventualmente drenan en las venas bracocefálicas, el conducto torácico se conecta al sistema circulatorio a través de la vena subclavia izquierda, mientras que el conducto linfático derecho atraviesa la vena subclavia derecha.

    Gracias a estos sistemas interconectados, las proteínas plasmáticas, linfocitos y otros componentes linfáticos previamente filtrados, vuelven al torrente sanguíneo.

    Vale la pena mencionar que la linfa fluye en los vasos linfáticos gracias a tres mecanismos: contracciones rítmicas de los vasos linfáticos grandes, espasmos del músculo esquelético y presión torácica negativa, y su formación está influenciada, entre otros, por factores nerviosos y hormonales, hipoxia tisular, temperatura ambiente y Otros factores físicos.

    Linfa (linfa): composición química y funciones

    La linfa que fluye a través de vasos absorbentes no tiene una composición química uniforme. Se parece al plasma, pero contiene cantidades mucho más pequeñas de proteínas.

    Los componentes principales de la linfa incluyen proteínas, grasas, células del sistema inmunitario, como los linfocitos, así como inmunoglobulinas y factores de coagulación.

    Sin embargo, vale la pena señalar que la composición de la linfa puede diferir no solo según la permeabilidad de la pared de los capilares locales y el estado funcional del cuerpo, sino también de qué órgano se drena.

    Se ha demostrado que la linfa que drena del hígado, el corazón, el tracto digestivo y los pulmones tiene la mayor concentración de proteínas.

    Los vasos linfáticos y linfáticos juegan un papel importante en el proceso de absorción de lípidos en el tracto gastrointestinal. Proporcionan un camino a través del cual las grasas en forma de quilomicrones pasan de los intestinos al torrente sanguíneo, sin pasar por el hígado.

    Con la ayuda de la linfa que fluye desde el intestino, se transportan los ácidos grasos de cadena larga y el colesterol absorbidos en el tracto gastrointestinal, por lo que adquiere un color cremoso después de una comida rica en grasas. Esto se debe a la presencia de grandes partículas de lípidos.

    Fisiológicamente, se producen de dos a cuatro litros de linfa por día en el cuerpo humano, mientras que su cantidad es mucho mayor (hasta 4-15 veces) y el flujo de salida es más efectivo en personas que llevan un estilo de vida activo.

    Estructura y funciones del sistema linfático.

    La tarea principal del sistema linfático es transportar parte del líquido tisular al sistema circulatorio. Consiste en:

    • vasos linfáticos, que están presentes en todos los tejidos del cuerpo, excepto el sistema nervioso central, la médula ósea, la epidermis, el cartílago y la córnea. Forman parte del sistema circulatorio, y su tarea principal es drenar el exceso de líquido tisular de regreso al sistema circulatorio.
    • ganglios linfáticos que se encuentran a lo largo del sistema linfático. La mayor acumulación de ganglios linfáticos se encuentra en la ingle, las axilas, el cuello y el abdomen. Forman parte del sistema inmune humano. Es en ellos que se producen los linfocitos T y se filtran en la linfa. Estas son células que pertenecen a los leucocitos, y su tarea principal en el cuerpo humano es reconocer y eliminar las células que contienen antígenos extraños, por ejemplo, virus o bacterias. Es por eso que los ganglios linfáticos se agrandan en respuesta al proceso inflamatorio o infección en curso. También vale la pena señalar que el sistema linfático es una de las vías para la metástasis del cáncer, y el pronóstico del paciente y el método de tratamiento a menudo se determinan cubriendo los ganglios linfáticos circundantes con el proceso de la enfermedad.
    • órganos linfáticos, que están hechos de tejido absorbente. Estos incluyen, entre otros, el bazo, el timo, las amígdalas, así como el apéndice.

    Linfedema

    El linfedema es una enfermedad crónica basada en la hinchazón de los tejidos que resulta de una salida anormal e insuficiente de la linfa de los tejidos. La causa principal del linfedema es el daño a los vasos linfáticos.

    Después de exprimir y reducir el flujo de luz o cerrar completamente el vaso linfático, el líquido intercelular se acumula debajo del segmento cerrado, lo que conduce a la formación de inflamación de los tejidos, con mayor frecuencia de la piel y el tejido subcutáneo, y provoca un proceso inflamatorio crónico.

    El síntoma principal de la estasis linfática en los tejidos es una depresión persistente en la superficie de la piel después de presionarla con el dedo (el llamado edema pastoso). Con el tiempo, la piel y el tejido subcutáneo se endurecen y dejan de ser susceptibles a la presión.

    Las causas más comunes de linfedema incluyen:

    • edema iatrogénico: son complicaciones de los procedimientos quirúrgicos en los que se tuvieron que extirpar los ganglios linfáticos (por ejemplo, cirugía de cáncer de seno que involucra ganglios linfáticos cercanos); En esta situación, el flujo linfático es más difícil y más lento, lo que resulta en la acumulación de líquido tisular dentro de la extremidad superior en el lado de la glándula mamaria operada
    • infiltrados neoplásicos que comprimen los vasos linfáticos en estadios avanzados de la enfermedad neoplásica
    • enfermedades parasitarias que incluyen filariasis: es una enfermedad que afecta principalmente a personas que viven o viajan a Asia, y consiste en la penetración en el cuerpo humano de parásitos del grupo de nematodos; su característica específica es el movimiento a través de los vasos linfáticos: causan dificultades en la salida de la linfa de los tejidos cercanos, la acumulación de líquido tisular y, como consecuencia, la formación de linfedema
    • dermatitis, vasculitis y ganglios linfáticos
    • enfermedades del tejido conectivo como esclerosis sistémica, artritis reumatoide o artritis psoriásica
    • daño postraumático a los vasos linfáticos

    El método básico para tratar el linfedema es la fisioterapia.

    • ¿Quién es fisioterapeuta?

    Los métodos terapéuticos más utilizados incluyen técnicas de drenaje linfático, vendaje de compresión y gimnasia de levantamiento de pesas.

    El tratamiento farmacológico no se considera efectivo, y la cirugía solo se usa en casos excepcionales. El pronóstico para la cura no es favorable.

    elefantiasis

    La enfermedad glandular salival es un linfedema significativo de tejidos que conduce a la deformidad del área afectada. Surge como resultado de la acumulación prolongada de líquido tisular y estasis linfática, con mayor frecuencia en las extremidades superiores e inferiores y el perineo.

    Esta enfermedad puede ser congénita (falta de vasos linfáticos en un área específica del cuerpo) o adquirida (como resultado del daño a los vasos linfáticos durante, entre otros, cirugía, radioterapia y cáncer).

    Se caracteriza por la aparición de cambios permanentes e irreversibles en forma de una gran hinchazón que impide el funcionamiento y el movimiento, el endurecimiento de la piel y la aparición de protuberancias y crecimientos en el área afectada por el proceso de la enfermedad, que termina con trastornos sensoriales y cambios degenerativos en el sistema osteoarticular.

    La piel cambiada es seca, callosa, tensa, brillante, propensa a las grietas y la formación de erosiones y úlceras de curación dura que se convierten en las puertas de la infección.

    A pesar del tratamiento, la extremidad afectada generalmente no vuelve a su forma original. A veces, el único método de terapia es la cirugía, incluso terminando con la amputación de la extremidad afectada.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *