Neumoconiosis: causas, síntomas, tratamiento.

La neumoconiosis son enfermedades profesionales asociadas con la exposición a polvos nocivos. En respuesta a la entrada de partículas de polvo, el parénquima pulmonar se vuelve fibrótico, los pulmones pierden irreversiblemente su elasticidad y funcionalidad. ¿Cuáles son los síntomas de la neumoconiosis? ¿Cómo prevenir la enfermedad?

La neumoconiosis es una enfermedad respiratoria crónica en la que la bronquitis crónica y el enfisema progresivo conducen a la formación de corazón pulmonar y a la insuficiencia circulatoria.

Neumoconiosis: causas

Nuestro sistema respiratorio tiene varios mecanismos de defensa: la mucosidad atrapa la mayor parte del polvo y los movimientos de los cilios permiten que se eliminen. Lamentablemente, esto no siempre es suficiente. Muchos factores afectan la respuesta del tejido pulmonar al polvo, incluida la forma, la solubilidad, la reactividad de las partículas y el tamaño.

  • Las partículas de más de 5-10 m tienen la posibilidad de llegar a las secciones finales de las vías respiratorias.
  • Las partículas de menos de 0.5 m se comportan de manera similar a los gases, entran y salen del tracto respiratorio sin dañarlos significativamente
  • Las partículas con dimensiones de 1-5 m son la mayor amenaza porque golpean la bifurcación de las vías aéreas distales.

En el caso de exposición crónica a polvos nocivos, algunas partículas permanecen en la bifurcación de las guías alveolares, son absorbidas y recogidas en los macrófagos.

Debe recordarse que fumar intensifica los efectos negativos de todos los polvos minerales inhalados, especialmente el asbesto.

Los macrófagos liberan mediadores inflamatorios y sustancias que estimulan la proliferación de fibroblastos y la producción de colágeno. El tejido pulmonar está dañado. Algunas partículas ingresan a los vasos linfáticos, ya sea por escorrentía directa o por macrófagos. Desencadenan una respuesta inmune que conduce a la intensificación y propagación de las lesiones locales. El sobrecrecimiento del parénquima pulmonar con tejido fibroso reduce el parénquima pulmonar funcional, limitando la posibilidad de intercambio de gases. Los síntomas de insuficiencia respiratoria aumentan gradualmente.

Neumoconiosis: síntomas

  • disnea
  • tos
  • escupir esputo mucoso o mucopurulento
  • condiciones febriles crónicas
  • síntomas del corazón pulmonar – insuficiencia respiratoria, insuficiencia cardíaca
  • complicaciones en forma de bronquitis crónica, enfisema
  • hay dedos pegajosos
Lea también:
Síndrome de Eisenmenger: causas, síntomas y tratamiento de la enfermedad pulmonar vascular.
Atelectasia: causas, síntomas, tratamiento.
Alveolitis alérgica (AZPP): causas. ¿Qué causa el AZPP?

Neumoconiosis: tipos

Clasificación de polvos por agente causal:

  • antera de carbono (antracosis)

El polvo de carbón es relativamente inerte y solo grandes cantidades de él se acumulan en los pulmones revelando cambios clínicos. Por lo tanto, es típico de los mineros de carbón duro. Sin embargo, los residentes de grandes áreas urbanas y los fumadores de tabaco también están en riesgo.
El silicio y el asbesto son más reactivos que el polvo de carbón, por lo que incluso las concentraciones bajas causan cambios fibrosos pronunciados en los pulmones.

  • silicosis

La imagen de la fibrosis en la polinización puede ser diferente. La sílice causa cambios nodulares. La fibrosis ocurre como resultado de la descomposición de los macrófagos que contienen partículas de sílice. La exposición ocupacional ocurre en personas que trabajan en la construcción de túneles y pozos, en canteras, en las industrias de acero y porcelana, durante la producción de materiales refractarios y abrasivos.

  • asbestosis

Al igual que otras anteras, la asbestosis está asociada con la fibrosis pulmonar asociada con la actividad de los macrófagos. Sin embargo, en este caso se produce fibrosis intersticial difusa.

Cabe señalar que también se ha demostrado una mayor incidencia de cánceres relacionados con el asbesto entre los miembros de la familia de aquellos expuestos profesionalmente al asbesto.

No está del todo claro por qué sucede esto. Las causas se ven en la capacidad de las fibras de asbesto para acumularse de manera más uniforme en los alvéolos y en la capacidad de penetrar las células epiteliales. Este es un tipo de neumoconiosis particularmente peligroso, porque la exposición al asbesto también predispone a la aparición de: lesiones pleurales, cáncer de pulmón y mesotelioma pleural.

  • Síndrome de Caplan (silicoartritis)

Además de los síntomas de la silicosis (silicio, carbono o asbesto), hay cambios típicos de la artritis reumatoide. La característica es la aparición más temprana de síntomas que en el neumococo aislado. Microscópicamente, las lesiones pulmonares se parecen a los nódulos reumatoides subcutáneos. Ocurren en forma de tumores duros con focos de necrosis fibroquística en el centro e infiltrado inflamatorio intenso en la periferia. La causa del síndrome de Caplan es desconocida.

Neumoconiosis: diagnóstico

El examen básico es una radiografía de tórax, pero se requieren antecedentes profesionales y ambientales detallados y un examen físico para establecer el diagnóstico correcto.

Neumoconiosis: tratamiento

Lamentablemente, las lesiones son irreversibles. Lo único que puede hacer es un tratamiento sintomático. Los broncodilatadores se administran para mejorar el intercambio de gases. Es importante combatir las enfermedades concomitantes que pueden exacerbar la condición del paciente, por ejemplo, bronquitis, bronquiectasias, infecciones. Los controles de infección por Mycobacterium tuberculosis también están indicados porque los pacientes con enfermedad de polen están particularmente predispuestos a ella. Las complicaciones, incluida la insuficiencia cardíaca, también deben tratarse para aliviar los síntomas.
Sin embargo, sobre todo, el factor nocivo debe eliminarse del medio ambiente y, en el caso de los fumadores, alentarse a dejar de fumar.

Neumoconiosis: prevención

La prevención juega un papel muy importante ante la falta de un tratamiento efectivo. Todas las personas expuestas al polvo nocivo en el lugar de trabajo deben usar ropa protectora y máscaras. Los trabajadores de remoción de asbesto deben recibir la capacitación adecuada. Dado que la aparición de la enfermedad es secreta y las lesiones son irreversibles cuando aparecen los síntomas, se deben realizar chequeos regulares para detectar posibles cambios tempranos en los pulmones y detener la exposición al polvo.

Artículo destacado:

EPOC – enfermedad pulmonar obstructiva crónica: causas, síntomas y tratamiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *