Tulipanes: pétalos comestibles, tallos y hojas venenosas.

Los tulipanes son uno de los elementos más inesperados en el ciclo sobre las plantas venenosas. Los pétalos de esta flor popular incluso se usan en recetas. Desafortunadamente, algunas partes de los tulipanes son un riesgo para la salud. ¿Qué partes de los tulipanes son venenosas? ¿Qué síntomas da la intoxicación por tulipanes y cómo dar primeros auxilios?

Tabla de contenido

  • Tulipanes: bulbos tóxicos
  • Tulipanes y efectos alérgicos de las toxinas.
  • Los tulipanes son peligrosos para los animales
  • El tulipán (tulipa), una flor del tipo de cebolla y la familia de las liliáceas tiene flores grandes y majestuosas en muchos colores. Se enumeran alrededor de 120 especies de tulipanes y miles de sus variedades.

    Los tulipanes son una planta tan popular, tan a menudo vista en jarrones y macetas, tan querida que es difícil atribuirle malas asociaciones.

    Además, las personas más familiarizadas con el arte de cocinar mencionarán recetas en las que los pétalos de tulipán son una sabrosa adición a los postres o ensaladas. Entonces, ¿por qué los ponemos en la lista de plantas venenosas?

    Los tulipanes contienen alcaloides y compuestos glucosídicos, que son tóxicos y pueden ser peligrosos para nuestra salud e incluso para la vida. Solo los pétalos de tulipán están libres de compuestos venenosos, su consumo (excepto en casos de reacciones alérgicas) no es peligroso.

    Tulipanes: bulbos tóxicos

    Probablemente ninguno de nosotros, al ver las flores de tulipán colocadas sobre una mesa en un florero, se pregunta si son aptas para el consumo. Sin embargo, hubo momentos en que esta fue una pregunta importante.

    En los Países Bajos, durante la Segunda Guerra Mundial, las personas murieron de hambre, por lo que comenzaron a tratar de comer bulbos de tulipán cultivados para el comercio.

    Presumiblemente, una cebolla de tulipán asociada visualmente con la cebolla ordinaria, dio la idea de tratar de usarla como alimento. Sin embargo, la idea resultó ser no solo infructuosa, sino incluso peligrosa para la salud de quienes lo intentaban.

    Sucede que todas las partes de esta planta, excepto los pétalos, no son comestibles.

    Los alcaloides tóxicos y los compuestos glucosídicos se concentran principalmente en los bulbos. Comerlos puede causar:

    • mareo
    • náusea
    • dolor de estómago
    • a veces convulsiones
    • en casos extremos, incluso la muerte

    En el libro de David Spoerke y Susan Smolinske titulado «toxicidad de la planta de maceta» podemos leer una descripción según la cual las personas que comieron un plato cocido que contenía bulbos de tulipán tuvieron dificultad para respirar, sudar, vomitar y babear a los 10 minutos de haber comido el plato.

    Tulipanes y efectos alérgicos de las toxinas.

    Los científicos que estudian plantas venenosas sospechan que la presencia de compuestos tóxicos en los bulbos y tallos de tulipanes es su forma de defensa contra los herbívoros. Por cierto, sin embargo, y frente a personas que son tan sensibles a sus efectos tóxicos.

    Independientemente de la génesis de la aparición de estas sustancias peligrosas, vale la pena tener cuidado al tratar con esta planta.

    El tulipán es la planta decorativa más popular del mundo, la encontramos en muchas situaciones y lugares, a menudo la tenemos en nuestros propios jardines, así que recuerde usar siempre guantes protectores en sus manos.

    El punto es que no solo el consumo de bulbos de tulipán puede ser dañino para los humanos.

    Esta planta también tiene un efecto alérgico, por lo que a menudo se observan alergias en la piel después del contacto con sus bulbos o tallos.

    Los alérgenos contenidos en el tulipán pueden causar una erupción cutánea en algunas personas, que a menudo se observa en personas que trabajan en el cultivo de tulipanes.

    Una reacción a los alérgenos también puede ser un hormigueo en la punta de los dedos e incluso una mayor fragilidad de las uñas.

    Las personas sensibles también pueden mostrar síntomas alérgicos en las fosas nasales, irritación ocular, conjuntivitis y edema de los párpados.

    Los tulipanes son peligrosos para los animales

    Muchos gatos roen las plantas en sus hogares o jardines. Este es un hábito peligroso que puede terminar en una mascota con una intoxicación alimentaria grave.

    Los tulipanes son dañinos para los gatos y los perros, pero rara vez roen flores, pero desenterran sus bulbos por diversión.

    Los síntomas de intoxicación con sustancias tóxicas pueden aparecer tarde, no inmediatamente después de que el animal haya comido la planta. Estos son vómitos y / o diarrea.

    A menudo, el síntoma de la intoxicación por tulipanes son problemas en el trabajo del sistema nervioso y el hígado, que es especialmente peligroso para la vida de la mascota.

    Por lo tanto, si sospechamos que un gato o un perro pueden haber comido fragmentos de plantas venenosas, vale la pena llevarlos al veterinario.

    Lea también:

    • Plantas de interior venenosas
    • Croton moteado – un encantador envenenador
    • Dieffenbachia: un envenenador de Brasil
    • Narcisos: todos venenosos
    • Monstera: tan bella como peligrosa
    • Dracaena: peligrosa para los niños, tóxica para los animales.
    • Spurge: bellezas venenosas
    • Belén estrella o hermoso derroche
    • Spathiphyllum: decorativo pero venenoso
    • Passiflora: una exótica apasionada
    • Hiedra común (hedera helix): venenosa, aunque curativa
    • Ciclamen: belleza venenosa
    • Anturio: exigente y peligroso
    • Clivia – rico en alcaloides venenosos
    • Hoja llena de jugo tóxico
    • Ficus – un ficus venenoso
    • Amaryllis: belladona venenosa
    • Adelfa común: ¿es la adelfa venenosa?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *