Tumor neuroendocrino: un tumor inusual que es difícil de detectar.

Los tumores neuroendocrinos se desarrollan largos y latentes. El problema más importante en su tratamiento es el diagnóstico demasiado tardío. Hasta hace poco, solo unos pocos médicos sabían de su existencia. Un tumor neuroendocrino es un cáncer muy inusual. Verifique lo que necesita saber sobre los tumores neuroendocrinos.

Los tumores neuroendocrinos (NET) son una forma inusual de cáncer. Raramente ocurren: solo unas pocas docenas de personas por millón caen en ellas durante el año. Sin embargo, hay otra verdad: estos tipos de cáncer generalmente no se diagnostican durante mucho tiempo. Se reconocen solo cuando el cáncer está avanzado, con metástasis en los ganglios linfáticos y el hígado u otros órganos.

¿Qué sabemos sobre los tumores neuroendocrinos?

Los tumores neuroendocrinos se originan a partir de células endocrinas diseminadas por todo el cuerpo humano y forman un sistema endocrino (endocrino) difuso. Pueden afectar un órgano o involucrar diferentes órganos.
Hay al menos una docena de tipos de tumores con este nombre, desde formas benignas hasta altamente malignas, con un crecimiento rápido y agresivo. El primero, tratado quirúrgicamente, termina con la recuperación del paciente. Este último debe tratarse en combinación con el uso de diversas terapias. El tratamiento quirúrgico generalmente no es posible debido a la etapa inicial del cáncer. Hay formas intermedias con una etapa avanzada inicial pero de crecimiento lento, y éstas dominan.
Más del 70 por ciento de todos los tumores neuroendocrinos se encuentran en el tracto digestivo, el resto en las vías respiratorias y en las glándulas endocrinas seleccionadas.

importante
Glosario

Sistema endocrino (endocrino): un sistema que, a través de la producción de hormonas secretadas en la sangre, integra las funciones de los órganos individuales con los sistemas nervioso e inmunitario.
Somatostatina: un antagonista de la hormona del crecimiento; bloquea la secreción de la hormona del crecimiento por la glándula pituitaria e inhibe la secreción de insulina.
Serotonina: una hormona, que incluye la función de un neurotransmisor importante en el sistema nervioso central y en el sistema digestivo; La satisfacción relacionada con la realización de actividades agradables, como comer chocolate, probablemente sea causada por la secreción de serotonina en los núcleos de sutura.

Lea también:
Los primeros síntomas de las neoplasias gastrointestinales: cáncer de páncreas, estómago, trans …
Tumores neuroendocrinos (NET): tipos. ¿Qué síntomas dan los tumores endocrinos?
Los tumores neuroendocrinos son tumores raros e inusuales.

Tumores neuroendocrinos digestivos.

Los tumores del sistema digestivo (GEP NET) se caracterizan por un desarrollo prolongado, a veces más de una docena de años, asintomático. La mayoría de las veces son pequeños, por lo que es difícil ubicarlos en las pruebas de rutina. Las metástasis, principalmente en el hígado y los ganglios linfáticos, generalmente ocurren antes del inicio de los síntomas clínicos.
Estas características hacen que el paciente con un tumor neuroendocrino sea significativamente diferente de un paciente con cáncer típico en términos psicológicos, explica el profesor. Beata Kos-Kudła, directora de la Clínica de Endocrinología de Zabrze y del Departamento de Fisiopatología y Endocrinología de la Universidad Médica de Silesia en Katowice y presidenta del Consejo de Expertos de la Red Polaca de Tumores Neuroendocrinos. – El hombre funciona bien, se lo considera completamente saludable, y aquí de repente descubre que todo su hígado está involucrado en metástasis. Le causa un shock mental. En este momento, así como en una etapa posterior del tratamiento, la actitud del médico hacia el paciente juega un papel muy importante, así como la posibilidad de llevar al paciente bajo atención psicológica.

Tumores neuroendocrinos: carcinoides

El tumor GEP más conocido y más común es el carcinoide, un tumor secretor de serotonina. Se describió por primera vez hace 100 años, y su nombre era para reflejar el carácter, un tumor «similar al cáncer» que era microscópico pero clínicamente benigno.
Esta enfermedad se manifiesta clínicamente por síntomas de la llamada Síndrome carcinoide: enrojecimiento paroxístico de la cara, diarrea molesta, dolor abdominal, dificultad para respirar, hinchazón, cianosis y dolor en las articulaciones y los músculos. La administración de los medicamentos correctos que suprimen la secreción de hormonas generalmente elimina los síntomas por completo. El paciente tiene una sensación de recuperación, puede funcionar normalmente, su calidad de vida está mejorando dramáticamente.

Vale la pena saberlo

Los tumores neuroendocrinos (NET) son tumores raros e inusuales cuyas células tienen la capacidad de producir, almacenar y secretar hormonas y aminas biogénicas (‘parientes’ de aminoácidos biológicamente activos). Estos tumores se desarrollan a partir de células endocrinas (endocrinas) presentes en varias partes del cuerpo. Los NET pueden ocurrir en varios órganos y tejidos, pero el 70% de ellos se encuentran en el tracto digestivo.

Tumores neuroendocrinos: diagnóstico

La herramienta de diagnóstico básica para los tumores neuroendocrinos es la determinación de hormonas apropiadas en la sangre:

  • concentración de cromogranina A (CgA)
  • concentración de ácido 5-hidroxiindol acético (5-HIAA)
  • concentración de enolasa neuronospecífica (NSE)
  • concentración de sinaptofisina

El presunto tumor neuroendocrino utiliza el hecho de que aproximadamente el 80 por ciento de los tumores neuroendocrinos producen una proteína característica: el receptor de somatostatina tipo 2 en su superficie. Al administrar al paciente un análogo de somatostatina marcado con el isótopo radioactivo – tecnecio, se puede obtener una imagen tumoral en el examen gammagráfico (SRS) o, utilizando galio, en la tomografía por emisión de positrones PET. El diagnóstico NET también utiliza:

  • examen de ultrasonido con un endoscopio
  • tomografía computarizada (CT)
  • resonancia magnética (MR)

Tratamiento farmacológico de tumores neuroendocrinos

El tratamiento de elección es la cirugía que permite la extirpación completa del tumor. En el caso de cambios avanzados al momento del diagnóstico, el tratamiento quirúrgico puede no ser posible. En ese momento, se usan farmacoterapia y quimioterapia.

Los análogos de la somatostatina (octreotida y lantreotida), actualmente reconocidos como el «estándar de oro» del tratamiento con GEP NET, desempeñan un papel clave en el tratamiento farmacológico de los tumores con GEP hormonalmente activos: desde su introducción en el tratamiento de pacientes carcinoides, la supervivencia a 5 años ha aumentado de 18 a 67 % Las grandes esperanzas también están asociadas con la terapia de radioisótopos clínicamente probada marcada con análogos de somatostatina (los isótopos radiactivos que se unen a las células cancerosas los irradian y los destruyen). También se están investigando nuevos medicamentos contra el cáncer en términos de su uso en tumores GEP.

La quimioterapia es un método que no se usa ampliamente en el tratamiento de este tipo de cáncer. Por lo tanto, es extremadamente importante aumentar la conciencia de los médicos para no dirigir mecánicamente a los pacientes con tumores GEP a la quimioterapia, que debe reservarse principalmente para los tumores GEP de rápido desarrollo.

Literatura:

1. Violetta Rosiek, Beata Kos-Kudła, «Neoplasias neuroendocrinas: diagnóstico temprano en atención primaria», Medicina después del Diploma, febrero de 2013
2. Beata Kos-Kudła, Anna Zemczak, «Métodos contemporáneos de diagnóstico y tratamiento de tumores neuroendocrinos gastrointestinales» Endocrinología Polonia, Volumen 57, número 2/2006, pp. 174-186
3. Marta Kunkel, «Tumores neuroedocrinos del tracto gastrointestinal: características, diagnóstico, tratamiento», Guide Doctor a 3/2005, pp. 107-113
4. Beata Kos-Kudła (rojo) Tumores neuroendocrinos del sistema digestivo. Gdansk: Via Medica, 2010, pp 1-364

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *